Desperate Housewive

Recuerdo que cuando era una niña veía a mi madre santa cocinar cantando canciones de Eva Ayllón, lustrar el piso de su casa con otra buena de canción de Eva, lavando y planchando con alguno valscecito de Eva, también. Recuerdo que de grande yo quería tener mi casa, cuando tuviera una casa con hijos y esposo incluidos, asi como tenía mi madre la suya. Limpia, limpísima, muy temprano porque más tarde podría llegar visita y encontrar la casa desordenada. La comida rica, rica, deliciosos potajes criollos preparados a la perfección. Ah y los dulces, los postres. La ropa planchada y doblada en los cajones. Oh Dios, yo quería ser una ama de casa como mi madre.

Heredé muchas cosas de ella. La risa grande, estridente, de colores. También lo obsesa. Mi casa limpia, limpísima. La comida rica, rica, aunque no solo hago comida criolla también he experimentado platos exóticos. La ropa planchada y doblada en los cajones. Casi casi, soy como mi madre.

Todo esta idea de la perfecta ama de casa la TENIA hasta hace un tiempo. Vivía obsesionada con el orden y la limpieza. nadie se echa en la cama que acabo de tender, nadie se sienta en los sillones que acabo de arreglar, la toalla derechita, los cuadros en tal posición, los cojines, la ropa, límpiate los pies, camina de puntas, no tiren la ropa, etc etc etc. He traido de cabeza a quienes en algún momento nos han ayudado con las labores de la casa, como yo trabajaba era menester que las cosas se hicieran como si mua estuviera en casa.

Estos días, hoy, todo ha cambiado. Me obsesiona la limpieza aun, pero sólo en mi cabecita imagino que linda estaría mi casa si estuviera ordenada, que mostro sería que el cerro de ropa que tengo en la tina ya estuviera planchada, que Ana lave su ropa y que Ale se prepare el biberón. Y que es mejor comprar comida que prepararla.

Hoy por hoy, paso horas de horas mirando a mi hija por la mañana y conversando con la otra por la tarde. Hoy por hoy, quisiera volver a trabajar y sentirme parte útil en la economía de mi hogar. Hoy por hoy, las ideas de siquiera una buena ama de casa se fueron. Ser ama de casa es estar a tiempo y a la orden TODOS LAS HORAS, TODOS LOS DIAS DE LA SEMANA. Creo que ando deprimida, realmente quiero volver a trabajar, a crear, a vender ideas. Que si he buscado trabajo? Claro! en el momento que digo que tengo dos hijas y una de ellas es de meses la oportunidad se acabó para mi. Y siempre digo y diré que tengo dos hijas, habrase visto semejante discriminación!

Hay días en los que amanezco con ganas de volver a mi y ser aquello que siempre admiré, y lo hago. Al día siguiente ya no sé. Pero no me puedo dejar caer, sino aqui todos caen conmigo. Entro y salgo de mi -leve- depresión y pongo a Fito reventando los parlantes y cantando(me): Arriba todos es un día sol! (en este frio, friísimo invierno limeño)

Hablamos,

Lu
PD: Mi ma también dejó la obsesión de lado, ahora vive y se dedica a su negocio. Es una mujer feliz y plena que los domingos nos regala, no solo su/mi risa, sino también la mejor comida que he probado.

13 comments

  1. Ay Lu, mi querida y biennnnnnn traumada Lu, que bueno que ya no eres una maniatica de la limpieza, no sabes como tus “chicas de casa” las tenias jajaja YO MISMITA las he visto y te he gozado a ti como demonio de tazmania llendo por el recogedor, la escoba, de aqui pa lla de alla pa cá 😉

    Pero vamos!!! no te desanimes, acuerdate que todo tiene su tiempo y vas a ver que pronto….PRONTIIIIIITO vas a tener LA CHAMBA y toda tu vas a ser una madre ejecutiva que TODAVIA deja su casa limpiiiiiiita..

    AH!! tu mami ES LO MASSSSSSSS 😀

    Bsos

  2. Lu, fijate que me a mi me pasa lo mismo. Quisiera tener la casa como un espejo porque asi me gusta, pero no se me da. La limpio por las mananas o bien bien de noche para el otro dia encontrarla linda, pero que va, el ratoncito de esta casa que le da con comer de noche y no es Valeria, me hace unos regueros, que a veces me desesperan!!! Pero como bien tu dices, hay cosas mas importantes. Me gustaria ser mas como una tia que tengo y a la que adoro, que aunque tiene sus cosas bien limpias todo el tiempo, no parece que es cosa que le preocupe. Siempre dice, el que lo encuentre sucio, que mire pa’l techo y asi no lo ve 😉

    En cuanto a lo del trabajo, tambien estoy contigo en eso. Quiero volver a trabajar, pero por otro lado, me da pena y preocupacion dejar a la bebe tan chiquita en un cuido. Me da pesar que por mas bueno que sea, no le van a dar la atencion que merece, porque hay otros 5 o 6 bebitos mas que tambien la necesitan y la merecen….

    Ojala encuentres el trabajo que quieres y que no te pongan obstaculos por tener dos hijas. Como esta eso?!?!?!?! Desde aca te enviamos todo el positivismo y las buenas energias para que todo se logre como debe ser 🙂

    Carinos,
    -Aimee

  3. La limpieza nunca me obsesionó, pero al igual que tú, desde que mi hija nació, se acabaron las oportnidades de trabajar. Apenas mencionaba que tenía una hija, me decían MUCHAS GRACIAS LA VAMOS A LLAMAR. Y hasta ahora. Mi hija tiene 5 años y ya renuncié a esa humillación de pasar por entrevistas discriminatorias. Ahora trabajo en forma independiente. Gano mucho menos que antes, es verdad… pero trabajo y a la vez estoy cerca de mi hija, criándola.

  4. A mi también me pasó lo de la obsesión por la limpieza, luego te das cuenta que tenés que tener la casa bien, pero es más importante que tus hijos juegen, aunque desordenen y compartir tiempo con ellos. En cuanto al trabajo ya aparecerá, es cuestión de tener paciencia, y no te deprimas tienes tanto porque vivir y ser feliz, un abrazo fuerte Tia Elsa

  5. Ay Lú! Es el bello mundo de la obsesivo-compulsividad mexclada con frustración! Qué risa, no? Qué ganas de llorar! Luego cantamos fuerte, nos vemos en el espejo y volvemos a comenzar.

    Un fuerte y empático abrazo desde México.

  6. Gracias Lu por tus palabras, la verdad es que me levantas el ánimo que a veces anda medio cairrón…….. es que son tantos años en el ir y venir con Danko , que ya duele la espalda por “algunos palos recibidos”, que no son mas que las frustraciones y desánimos por algo que no salió. Pero para eso estamos las mujeres ¡para seguir adelante!.
    Me encantó tu post, es verdad uno debe ser ordenada hasta cierto punto……….también hay que gozar un poquito la casa y si por ahí un día está patas pa’rriba, que se quede así amiguita, no se acabará el mundo por eso.
    Te deseo lo mejor y claro que me avisas para vernos.
    Besitos a todos incluida tu mami….Vivi.

  7. Negra, negrita:
    Qué no daría porque no les falte nada, qué no daría porque todo sea perfecto, pero esto es justo parte del crecimiento. Vendrán tiempos mejores o dificíles, no te asustes es parte del crecimiento, además siempre podrás contar conmigo. Te quiero.

    La mami
    PD: ponle los acentos necesarios 😛

  8. No es bueno obsesionarse con nada.. la vida es para vivirla y es demasiado corta para perder el tiempo en cosas que no son tan importantes.. QUe más da como esté un cojín; me alegro que lo aprendieras… Entiendo q tengas ganas de trabajar, date tiempo y veras como encuentras trabajo, mientras tanto no desesperes.. besos

  9. Amigucha, me has dado ganas de comer rico, que lindo eso de tener la comida hecha y la casa limpia y ordenanda. Eso solo lo vivi cuando mi suegra vino a ayudarme apenas nació Mar. Con mi madreen casa tambien tuve un poco de ayuda pero para nada como mi sugra. mi suegra es mas como era tu mama, de lavar, planchar, cocinar y encima trabaja fulltime. Mi mama no cocina ni hace nada porque por suerte siempre tuvo gente que lo hizo por ella hasta criarnos a nosotros. Yo siempre dije que cuando tuviese hijos Yo me encargaria pues resulta que ahora con MAR la casa se me cae encima. Pero que se me siga cayerndo porque primero es mi hija y yo. Mañana tengo una entrevista de trabajo asi que cruza los deods por mi.
    besos

  10. amigaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa choocatelas!! hay un antes y un desues de un bebé obvios si tu hubieras vistomi casa cuando estaba recien casadita con florecitas en el salon y macetas en los alfeizares pero ahora es mas complicado lucho contra eso pero sabes?? el tiempo que me paso tirada en el suelo jugando con los coches con sebi y en la bañera llenandolo todo de jabon, o comiendo canchitas tirados en el sofa los tres mientras vemos a scooby doo es maravilloso!!
    besos guapa!

  11. Lu, recien leo este post. Pues yo que nunca he hecho nada en mi casa, al comienzo me traume un poco con lo dificil que es ser ama de casa, cocinar, tener la casa limpia y encima estudiar y trabajar. Gracias a Dios mi esposo ayuda muchisimo en la casa y las labores estan divididas (55/45). Mi casa no es un anis, para nada, y cuando tenga (si tengo) hijos no se como sea, aun sigo tratando de organizarme para que me alcanze el tiempo para todo.

    Y por otro lado, que MAL que discriminen laboralmente a las mujeres que tienen hijos!!!! Jamas pense que pasaran esas cosas!

    Te mando full energias positivas!

  12. Ando aspirando la casa 5 a 6 veces por día, dirás que soy maniatica, pero es terrible lo sucia que se ve la alfombra a la media hora de juego. somos sólo 4 pero hay una terrible ruma de platos cada vez que nos levantamos de la mesa.. Tengo unas ganas locas de volver a trabajar pronto, pero no quiero enviar a Romellee aun a la guardería. Realmente era mas descansado cuando me pagaban por trabajar.

Deja un comentario