Soñando felicidad

Nuevamente tengo un blog. Como alguien dijo una vez: “uno siempre vuelve, es que esto es adictivo”.

Esta vez la motivación de volver a escribir es mi segundo bebé. Voy a ser mamá nuevamente, ¿uno vuelve a ser mamá o se hace más mamá? Le preguntaré a la mía.

Entonces comienzo desde el inicio, de nuevo, en todo sentido. Segundo bebé, después de 8 años. Tercer blog, después de 3 años. Casada ahora. Ama de casa ciento por ciento dedicada. Adicta al internet.

Este es el primer post, tengo mucho que decir. Mientras tanto que nadie, nadie, despierte al niño, déjenlo que siga soñando felicidad, su mamá contará aquello que él/ella aun no ve, restándole días al calendario.

Aquí su primera foto oficial.

Hablamos luego,

Lu.

6 comments

  1. Es tan emocionante retomar algunas cosas, primero regresar a estar embarazada y luego retomar el blog como instrumento de contacto con el resto.
    Lo más emocionante llegará luego, ya incertarste el bichito de la curiosidad como tu bb se va formando.
    Es entonces vital el regreso a tu espacio.

    Un beso

  2. Llegué sin querer queriendo a este post, y toda la razón, una persona jamás deja de soñar y qué bonito cuando se sueña en equipo (con la familia) el primer, mejor y más importante equipo que uno tiene; aquel equipo que una no elige, pero que coordina para que creza, se desarrolle y mejore.

    Un beso,
    KT

Deja un comentario