Las benditas hormonas

Primero quería decir que no he estado posteando porque estaba muy desanimada por todo lo que está pasando en el sur. Aun lo estoy, pero más que desanimada estoy indignada por los gobernantes que tenemos (lo estuve desde antes que los escogiéramos), por la incapacidad de las instituciones,…, en fin, este blog no es de política(pero esto, créanlo, no es política. Es sentido común, es humanidad). A todos, mi solidaridad.

Les contaré que mis hormonas están más que revueltas. Me encanta estar embarazada, mi cuerpo (y mi útero) son perfectos para albergar a mis hijos, quisiera tener 6 hijos (¡nos faltan sólo 4 amorcito! :P), todo con el tema está bien. Lo que yo no sabía, lo que mi mamá no me dijo, lo que mi Primera Enciclopedia del cuerpo humano de El Comercio no me dijo, es que podía tener CONSTANTES DOLORES DE CABEZA durante el embarazo (!!!).

En la mañana, en la tarde, por la noche, no importa. Cualquier momento es bueno para mis dolores de cabeza. He encontrado muchos sitios web que hablan acerca del tema y dicen que es normal tener dolores de cabeza durante el embarazo, en particular en el primer y tercer trimestre. Comúnmente no son signos de problemas graves. También dice que esto obedece a los cambios de niveles hormonales y al aumento del volumen y circulación de sangre. Pero que durante el segundo y tercer trimestre, los dolores de cabeza pueden obedecer también a una afección grave llamada preeclampsia (presión arterial alta durante el embarazo). La preeclampsia debe tratarse inmediatamente. Esto sí me pone muy nerviosa (les conté soy recontra nerviosa, y, exagerada?), la verdad es que no quisiera que exista ninguna razón para que me tengan que practicar una cesárea. La doctora que me trata me dijo: “si por ahi salieron 3 kilos 40 gramos una vez (ese fue el peso de mi princesa al nacer), de todas maneras pueden salir de nuevo”.

En lo que leía también dice que siempre debemos consultar con nuestro doctor antes de tomar medicamentos o remedios herbales y que lo mejor es hacer reposo, colocarnos paños fríos sobre la frente, hacernos masajes en el entrecejo y las sienes. Este tema de los masajes sí me hace mucho bien, tengo una amigo que es así todo místico que hace unos masajes alucinantes, hace unas semanas me hizo unos masajes en los pies buenísimos. Me dijo que desde los pies podía relajar varias zonas de nuestro cuerpo, y en realidad eso hizo (Gracias Pol!). Otra recomendación, y que me pareció bravaza, es que debemos comer cada 2 0 3 horas alimentos azucarados, para evitar justamente la carencia de azúcar. Por ahora le he pedido a mi esposo que por favor me traiga un sundae con harto foudge, ya pensaré qué otra cosa comer de aqui a dos horas 🙂
Nota: El viernes fui a mi control número cuchucientos, todo está muy bien. El bebé mide ahora 12 centímetros y pesa 150 gramos. Lo ví en una ecocrafía y estaba dando manotasos al cordón umbilical (seguro estaban jugando). No tengo fotos nuevas, las de la última eco se quedaron en mi historia.

Hablamos,

Lu.

4 comments

  1. Pobre Aldo, antojos de embarazada y no sobre todo de embarazada sino DE LUCERO EMBARAZADA!!! caray! mis respetos señor!
    No sabia eso de los dolores de cabeza, felizmente no son graves y deja de pensar cosas como la preclamsia oka?? no hay q ser exagerada!!!
    Y deja algunos dulcecitos para el resto pues!!:P

    Bsos

  2. No hay nada como engreir a dos personas al mismo tiempo, y m as cuando son personas a quienes quieres, aun sin haberlas visto…. recibe un abrazo, y tu pequeño pescadito/a, recibe toda la buena vibra del mundo…..

  3. 6 hijos!!!!
    Noooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo
    O sea… q te pasa amiga, conciencia social por favor

Deja un comentario