Glamour y lujo

Luces pequeñas, enormes letreros de neón, música elegante, plantas sofisticadas, anfitriones bien vestidos, edecanes salidas de revistas, suelen ser las ideas que vienen a la mente cuando se piensa en un casino. Al sentirse rodeado de tanta gala, lujo y glamour, suele resultar difícil no intentar igualarlo tanto como sea posible para no sentirse fuera de lugar.

Esto suena realmente adecuado cuando la visita se hace después de haber ido a cenar a un buen restaurante. Sin embargo, cuando se trata de un viaje exclusivo al casino, parecía demasiado esfuerzo sólo para ir a jugar, una acción que inherentemente debería ser divertida y relajante, y aún así, la posibilidad de sentirse inadecuado y observado es tan incómoda que cualquiera preferiría pasar horas arreglándose para evitarlo tanto como sea posible. Afortunadamente, existen alternativas que permiten disfrutar de todo lo que los casinos ofrecen sin tener que vestirse de gala.

Confort sobre todo

Para poder disfrutar sin preocuparse de la presión de ser observado, una de las mejores soluciones es la de realizar dichas actividades en casa.

En el caso de los casinos, es también posible disfrutar de todos los juegos haciendo uso de casino en línea, ya sea por medio de una computadora de escritorio, laptop o dispositivo móvil, como el teléfono celular, permitiendo éste último poder jugar desde cualquier habitación de la casa que reciba señal. Entre los casinos en línea más populares, entre ellos Spin Palace, la posibilidad de jugar en directo con personas reales, así como obtener atención las 24 horas hace que toda experiencia sea segura e irrepetible, sin sacrificar la comodidad del hogar.

Es por ello que muchas personas prefieren realizar actividades físicas en casa, fuera de los ojos del público y optan por ir al gimnasio una vez que hayan desarrollado una rutina. Algo similar sucede con muchas otras actividades.

El juego y el deporte

Los seres humanos, al igual que muchos otros animales, tienen una fuerte afinidad por la diversión y el entretenimiento a su vez, tener un momento de ocio o recreación es indispensable para llevar una vida saludable. Un gran número de personas aman practicar algún deporte, que es similar al juego, aunque en un ambiente más competitivo y con reglas más institucionalizadas. En deportes más extremos y de alto impacto, es posible ver que quienes los practican también lo hacen con el objetivo de mantenerse en forma.

Aunque es posible realizar deportes de una forma no competitiva, el hecho de participar en contra de otro equipo o jugador hace que se requiera una mayor concentración, ansiedad y, dependiendo del deporte, puede ser físicamente demandante. Algo similar sucede con juegos como el póker, Black Jack y otros juegos de cartas, que pueden causar tensión en los jugadores.

Sin embargo, es importante recordar que gran parte de la necesidad humana por el juego es la de relajarse y desestresarse.

Tomarlo como un juego

Aunque es posible realizar deportes sin obsesionarse con ganar, generalmente se requiere invertir tiempo y esfuerzo entrenando, por lo que pocas personas podrán ignorar el deseo de ganar al hacer su mejor esfuerzo.

Es debido a esto que en los casos en los que una persona desee relajarse, tendrán una mayor preferencia por juegos que requieran menos concentración, reglas menos complicadas y más suerte. En el caso de los casinos, juegos como la ruleta, las tragazones y el keno suelen ser sumamente relajantes, y demandan una menor concentración. La opción de jugar desde la comodidad del hogar en casinos virtuales, tal como online casino Ruby Fortune, permite disfrutar de juegos relajantes de forma fácil y rápida sin importar su horario de trabajo o si desean jugar desde el sofá o mientras toman un baño de burbujas, para todo tipo de adultos, incluyendo pero no limitando, a madres trabajadoras y amas de casa.

Cuidando las calorías

El término “calorías” es comúnmente asociado a las dietas, especialmente aquellas en las que se mantiene un conteo exacto de las calorías consumidas, en una forma de evitar ganar o perder peso. Una caloría es una unidad de medida de energía, y representa la cantidad de energía necesaria para aumentar la temperatura de 1 kilogramo de agua en un grado centígrado. En el caso de los alimentos que suelen representar Kilocalorías: https://dsobremesa.wordpress.com/2014/10/09/diccionario-nutricional-las-calorias-de-los-alimentos/ , dichas calorías consumidas proporcionan energía al cuerpo para que éste pueda realizar sus funciones “quemándolas,” motivo por el que se les conoce como el combustible del cuerpo. Aquellas que no son utilizadas son almacenadas.

Es posible mantener control sobre la cantidad de calorías que son almacenadas y las utilizadas al establecer un tipo de dieta específico, para ello es necesario tomar en cuenta el tipo de orgánicas que conforman los alimentos, pues dependiendo de su complejidad química pueden ser absorbidas más o menos rápidamente al momento de ser metabolizadas por el cuerpo.

El frío: Una pequeña ayuda

Es común cuando se realizan actividades físicas demandantes, que el cuerpo comience a producir sudor para refrescarlo y asegurar de que la temperatura del cuerpo se mantenga dentro de los 37 ºC en promedio.

Debido al equilibrio térmico, la sudoración ocurre también cuando el ambiente es caluroso, mientras que el cuerpo tiende a temblar en ambientes fríos para aumentar su temperatura. Para poder realizar esto, el cuerpo utiliza una cantidad considerable de energía, por lo que es posible utilizar este mecanismo a favor, para quemar algunas calorías.

Una forma rápida y sencilla de obligar al cuerpo a utilizar energía generando calor es tomar una ducha fría; de manera similar, beber agua fría también provoca que el cuerpo gaste más energía calentándola. Además, también es posible lograrlo mientras se duerme, si el ambiente está levemente más frío de lo normal, si se duerme no muy abrigado, recordando no exagerar para no producir efectos no deseados.